La mayoría de la gente pone mucha atención en el Cloro y el pH y se olvidan o ni siquiera saben de la necesidad de vigilar los demás. El Cloro y pH son los factores más significativos y que en el día a día pueden llegar a tener más movimientos, por lo que es normal que sean el centro de atención, sin embargo, los demás factores influyen tanto en la eficiencia del cloro como en los cambios constantes de pH, además de afectar mediante agua corrosiva o sarrosa tanto a los equipos como a los usuarios, lo que al final se puede traducir en desgaste de equipo, gasto excesivo en producto químico y/o mucha dificultad para mantener una piscina sana y cristalina sin abusar de productos químicos auxiliares "correctivos" muy útiles y recomendados, pero que ayudan a quitar el dolor de cabeza más no erradican la enfermedad.

¿Es necesario poner atención a todos estos parámetros?